Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los maestros  /   Experiencias de lectura compartida en la escuela en el mundo: One School. One Book

Experiencias de lectura compartida en la escuela en el mundo: One School. One Book

One School. One Book (Una escuela. Un libro) es un extenso programa norteamericano orientado a todas las familias con hijos matriculados en cada una de las casi 1400 escuelas que participan en el proyecto a lo largo y ancho del país.

La dinámica sigue una estructura similar a la de los clubes de lectura tradicionales, pero aplicada a un numeroso grupo de padres e hijos que comparten en sus casas una misma lectura, gracias al reparto de varios ejemplares del título elegido durante los meses anteriores.

Cada noche, durante un mes, las familias leen juntas los capítulos asignados para luego participar en una discusión grupal en el colegio.

A tenor por los resultados, estas sesiones producen efectos muy beneficiosos para los pequeños: ayudan a que los participantes aprendan a respetar y escuchar la opinión de los demás, a construir vocabularios con mayor riqueza, comprender mejor los conceptos, crear un mayor sentido de pertenencia a la comunidad…

Aparte de padres y alumnos, en algunos de los centros donde se desarrolla el proyecto también forman parte del mismo tanto profesores como el personal de limpieza o de cafetería. Gracias a la involucración de tantos profesionales, se ha convertido en todo un éxito que puede perfectamente exportarse a otras realidades.

Los libros seleccionados se dividen en cinco grandes categorías: Títulos introductorios (de extensión reducida y contenidos sencillos para atrapar a todo tipo de lectores); Sweet Spot, una propuesta de libros que combina clásicos con novedades, orientados a alumnos de 5º grado; Tweener y Middle School, títulos un poco más “complicados”, especialmente concebidos para estos centros escolares existentes en el sistema americano, a medio camino entre Primaria y Secundaria. Y Títulos en español, donde se recoge una variada oferta de propuestas en la segunda lengua más hablada de estas ciudades (entre ellas tienen cabida desde obras de Roald Dhal hasta R.J. Palacio pasando por C.S. Lewis.)

Los gastos generados por la compra de ejemplares y su distribución son financiados por editoriales que colaboran de forma voluntaria y por pequeñas aportaciones económicas realizadas por particulares.

Una escuela. Un libro forma parte del plan de estudios de colegios infantiles repartidos por cuarenta y ocho de los cincuenta estados que componen el país, y está acompañado de otros programas experimentales orientados a otros espacios y grupos de edad, como One School One Book for Middle Schools, One District One Book o Texas Reads One Book, centrado en proyectos exclusivos para este estado norteamericano.

 

 
Envíanos tu comentario: