Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los bibliotecarios  /   ¿Cómo innovar desde una pequeña biblioteca? Ejemplos en Canadá y Ucrania

¿Cómo innovar desde una pequeña biblioteca? Ejemplos en Canadá y Ucrania

 
Durante la pasada semana, las trabajadoras de la Biblioteca Pública de Brighton, una localidad de apenas 10.000 habitantes en la provincia de Ontario (Canadá), han sido reconocidas con el Premio a la Innovación que concede el gobierno del país por sus iniciativas para favorecer el acceso de la población a la tecnología, especialmente por la actividad Tech Help One on One.
 
El homenaje, llevado a cabo durante la celebración de la Super Conference and Public Library Service Awards que organiza la Ontario Library Association´s (OLA), ha servido para conocer la experiencia de este pequeño centro a nivel nacional.
 
Desde el año 2015, la biblioteca trabaja en un programa semanal (financiado por Ontario Library Capacity) mediante el que el personal de la misma se pone a disposición de los usuarios (tengan la edad que tengan) para ayudarles a resolver dudas sobre el manejo de iPhones, iPads y otros tipos de tabletas electrónicas y dispositivos de lectura digital. 
 
La particularidad reside en que se trata de una propuesta personalizada 100%. Cada trabajador tiene asignado un único lector, para garantizar que se cumplen las necesidades individuales, durante un tiempo determinado. El programa ha generado un gran interés en la comunidad y cuenta con la participación y colaboración de docentes y alumnos de escuelas cercanas.
 
Al otro lado del mapamundi encontramos otro sencillo e inspirador ejemplo en las bibliotecas de Ucrania, que también han sido destacadas por su trabajo a favor del uso de materiales interactivos, en este caso por su propuesta para enseñar a leer y escribir a niños y adultos a través de videojuegos.
 
Literlandiya nace en Lviv, una localidad donde la población infantil es mucho más elevada que la oferta de plazas existente en las guarderías locales, lo que genera la necesidad de ofrecer alternativas en el seno de otros espacios que forman parte del tejido cultural de la ciudad, como es el caso de las bibliotecas. 
 
Gracias al diseño de Mishenyatkova ABC, un software creado por la empresa de tecnología Impulso Ltd, socia de la biblioteca, los niños pueden tener un primer acercamiento al alfabeto mediante ordenadores, tabletas o smartphones tutorizados por los bibliotecarios y, a su vez, asesorados por un equipo de psicólogos.
 
Dos formas diferentes, sencillas y efectivas, de usar la tecnología para motivar a los lectores que acuden a las salas de las bibliotecas en dos puntos geográficos y culturales muy diferentes, que han sido reconocidos por los gobiernos de ambos países.
 
 
Envíanos tu comentario: