Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Buenas prácticas  /   Plena Inclusión Madrid: acercando la cultura a personas con discapacidad intelectual

Plena Inclusión Madrid: acercando la cultura a personas con discapacidad intelectual

Silvia Sánchez, Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Plena Inclusión Madrid, nos habla de la trayectoria de la entidad, las actividades vinculadas a la lectura en las que está inmersa y algunos interesantes proyectos de futuro.

¿Qué es Plena Inclusión Madrid y cuál es su público objetivo?

Plena Inclusión Madrid (PIM) es una entidad sin ánimo de lucro que aglutina a 107 asociaciones y fundaciones que trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias.

Nuestra misión es que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo, y su familia, pueda llevar adelante su proyecto de vida en una sociedad en la que trabajamos para que cada vez sea más justa y solidaria. Desde el movimiento asociativo y a través de nuestras entidades federadas damos apoyo y servicios a todas las personas con discapacidad intelectual desde el momento en que nacen y a lo largo de toda su trayectoria vital.

PIM como federación realiza numerosas acciones, pero podemos definir tres ámbitos principales: la interlocución con la Administración y el resto de organizaciones de ámbito público y privado para la defensa de derechos, la sensibilización social, y el desarrollo de proyectos en red con nuestras entidades que contribuyan a mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. En nuestra página web se puede acceder  a todos los programas y memorias anuales.

¿Qué iniciativas relacionadas con la promoción de la lectura y la consolidación del hábito lector realizan?

La dificultad de acceder a la información es una de las barreras más importantes a las que se enfrenta nuestro colectivo. Así como en otros colectivos las barreras físicas son el impedimento, en nuestro caso lo son las cognitivas las que impiden participar en igualdad de condiciones que los demás.

Preocupados por esta cuestión, y amparados por la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad que habla claramente del derecho al acceso a la información y a la accesibilidad, comenzamos hace más de diez años a trabajar con la lectura fácil como técnica de redacción orientada a facilitar la comprensión de la información a personas con dificultades lectoras.

Nuestro proceso sigue las pautas de redacción y diseño en lectura fácil propuestas por Inclusion Europe, y en nuestra forma de trabajo destaca la importancia que le damos a la participación del usuario final como validador de las adaptaciones que se realizan.

Todos nuestros validadores están formados en las pautas de redacción y diseño de lectura fácil, y promovemos además que esta tarea sea remunerada, convirtiéndose así en una oportunidad de empleo para nuestro colectivo.

A lo largo de esto años hemos adaptado a lectura fácil muchos textos cuya información es importante para las personas con discapacidad intelectual: desde manuales del consumidor, información sobre la prevención a la violencia, leyes diversas, documentos sobre la prevención de riesgos laborales, hasta folletos de exposiciones permanentes o importantes en determinados museos, donde hemos comenzado a trabajar hace casi dos años, no sólo haciendo accesible la información sino, en muchos casos, los entornos físicos construidos, interviniendo sobre la señalización, etc

¿Cuáles son los proyectos más destacados en este ámbito?

En los últimos meses hemos alcanzado dos hitos importantes. Por un lado, pusimos en marcha el Servicio Adapta (servicio profesional de adaptación y validación de información en lectura fácil); y por otro, acabamos de hacer público el primer diccionario en español de términos definidos en lectura fácil www.diccionariofacil.org

Respecto al primero, partíamos de dos premisas fundamentales: la primera, que para nosotros son fundamentales los grupos de contraste lector, para que actúen como validadores de los textos adaptados; y la segunda, que considerábamos necesario unificar metodologías y criterios sobre las pautas de la lectura fácil.

Hoy contamos con un centenar de personas con discapacidad intelectual preparadas para validar la comprensión lectora de información en lectura fácil, y para dar respuesta a las demandas en adaptación de textos que podamos recibir de nuestro entorno.

Adapta es a día de hoy un servicio profesional que llevan a cabo personas que conocen las reglas europeas de adaptación de textos y grupos de contraste lector conocedores de estas reglas y que validan los textos propuestos.

Por otro lado, esta semana hemos presentado el primer diccionario en español de términos de lectura fácil. Un diccionario que está a disposición de cualquier persona que lo quiera usar, y que puede ser útil no solo para discapacitados intelectuales, sino también para aquellos niños, jóvenes y adultos con dificultades de comprensión lectora: algunas personas mayores, personas de reciente residencia en nuestro país, personas con problemas de aprendizaje y turistas.

Este diccionario, no es una adaptación pura de un diccionario normalizado, sino que es una herramienta que se construye desde la colaboración y participación de todos.

Las primeras palabras que contiene han surgido de los trabajos realizados ya por personas con discapacidad intelectual y en los que había palabras que era necesario definir de otra manera más sencilla.

A partir de ahora el diccionario irá aumentando los términos con nuevos trabajos de adaptación y validación y de la búsqueda de las palabras que hagan los usuarios en el diccionario y que aún no están incluidas.

En su realización hemos contado con la colaboración de lexicólogos expertos que ofrecen rigor técnico en el uso del español a la hora de definir las palabras en lectura fácil. Estos profesionales forman parte de la Fundación del Español Urgente, FundéuBBVA

Además, el diccionario recogerá expresiones diversas, desde términos habituales, a otros relacionados con el derecho o la cultura. Son términos de uso poco frecuente, polisémicos, nombres propios, expresiones lingüísticas o acontecimientos históricos, entre otros. Muchas definiciones contarán con imágenes explicativas y todas sin excepción cuentan con un ejemplo de uso de la palabra.

El diccionario es un proyecto que surge dentro de nuestro Programa Más Cultura=Más Inclusión que hacemos junto a la Fundación Repsol y en el que consideramos la cultura, a través de todas sus expresiones, la mejor herramienta de participación y de inclusión social y por supuesto acercar la información y las letras a nuestro colectivo es, en este sentido, prioritario.

¿Qué tipo de actividades impulsa habitualmente la asociación?

Vinculadas al acceso a la información y al fomento de la lectura, podemos hablar de actividades puntuales que se van desarrollando en diferentes momentos y espacios.

Por ejemplo, nuestro colectivo ha participado varios años en actividades de lectura continuada en fechas señaladas como la celebración del Día del Libro. Además, algunas asociaciones nuestras cuentan con clubes de lectura donde se fomenta el gusto por la lectura en el colectivo.

Pero también trabajamos para dar a conocer el trabajo literario que pueden hacer las personas con discapacidad. Hace unos años hicimos en Madrid una suelta de libros escritos exclusivamente por personas con discapacidad intelectual.

Además existen certámenes literarios como los premios Rossetta de la Asociación Argadini, o el concurso de poesía y cómic de la Fundación Síndrome de Down de Madrid. Y, por supuesto, permanentemente ofertamos formación para profesionales y para personas con discapacidad intelectual sobre lectura fácil.

¿Cuáles son vuestros proyectos más inmediatos?

Por un lado, continuaremos impulsando el Servicio Adapta y por otro, nos volcaremos con la segunda fase de nuestro diccionario, para que la base de datos de términos adaptados continúe creciendo y para incorporar otras nuevas tecnologías que faciliten su uso de manera más global y aún más sencilla.

Por supuesto, nos embarcaremos en cuantos proyectos lleguen a nuestras manos y que a través de la lectura fácil y de la accesibilidad cognitiva contribuyan a acercar la cultura a las personas con discapacidad intelectual.

Te proponemos esta selección de lecturas 

 
Envíanos tu comentario: