Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los maestros  /   Escuelas que cambian deberes por lectura

Escuelas que cambian deberes por lectura

 
A lo largo de todo el curso escolar se escuchan voces a favor y en contra de los "deberes", un debate que cobra más fuerza aún cuando se inician las largas vacaciones. Los que se posicionan a favor consideran que las propuestas que se sugieren para realizar en casa igualan a todos los estudiantes y premian el esfuerzo y dedicación diarias. Los que se manifiestan en contra defienden que son excesivos y que se limita la libertad de los niños y jóvenes, entre otras muchas razones de debate.
 
En estos días el rotativo USA Today publicaba una noticia que indica el camino que han tomado en determinados centros escolares. Frente a los tradicionales deberes, más de treinta escuelas pertenecientes al condado de Marion, en Florida (EEUU), han optado por recomendar veinte minutos de lectura diaria y prohibir las tareas para casa.
 
La norma ha sido puesta en funcionamiento tras comprobarse, a partir de un estudio dirigido por Richard Allington, profesor de Teoría y Práctica de la Educación en la Universidad de Tennessee, que la lectura tiene más efectos positivos en los niños que los deberes y que obtienen mejores resultados académicos cuando se les da un descanso.
 
La propuesta gira en torno a la necesidad de leer un breve periodo de tiempo a diario, en el caso de los menores, a ser posible en compañía de los padres. Algunas escuelas contarán con un "comité de deberes" para examinar la carga de tareas que deben superar los alumnos de Primaria y asesorar en este proceso.
Estas ideas surgen tras una exhaustiva revisión que las escuelas de este condado están realizando sobre las políticas y procedimientos que se llevan a cabo desde los colegios, con el objetivo de mejorar los contenidos de las tareas escolares y, en consecuencia, el rendimiento de los alumnos.
 
Los niños y jóvenes pueden elegir libremente los títulos que desean leer, aunque pueden pedir orientación tanto a los profesores como a los bibliotecarios de esta zona de los Estados Unidos. Los maestros pueden sugerir la realización de pequeñas tareas complementarias en casa para reforzar algunos conocimientos (sobre todo relativas a la búsqueda de información), pero siempre teniendo a la lectura como eje vertebrador.
 
En España recientemente conocíamos un estudio, Informe sobre los deberes, realizado por el Consejo Escolar de Extremadura, encargado por la Asamblea de esta Comunidad Autónoma, en el que tras un análisis de cuestionarios respondidos por casi 5000 alumnos, 1300 padres y 220 profesores de cuarto de Primaria y segundo de ESO, en el que se aboga por instaurar deberes personalizados, motivadores y nunca monótonos, adecuados a las distintas capacidades, ritmos y destrezas de niños y jóvenes. 
 
El replanteamiento de este tipo de tareas incide siempre en la necesidad de desvincular sus contenidos con la tarea escolar, y en este sentido, ofrecer la posibilidad de elegir una lectura por placer parece convertirse en una excelente medida en algunas comunidades escolares.
 
En otros lugares se puesta, por ejemplo, por el mantenimiento de estas obligaciones pero limitados únicamente a los periodos de vacaciones y fines de semana, siempre potenciando la lectura tanto en el caso de los alumnos de Primaria como de Secundaria. En todos los casos, cimentar el hábito siempre implica que las propuestas en este sentido siempre estén relacionadas con los gustos de cada niño o joven, nunca a partir de obligaciones, listas cerradas o "sugerencias" férreas de lectura.
 
¿Cómo es la política que siguen las escuelas respecto a los "deberes" en tu comunidad? ¿Se potencia la lectura "libre" como una de las sugerencias para casa?
 
 
 
Envíanos tu comentario: