Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los bibliotecarios  /   ¿De qué se habló en la Conferencia Anual de ALA-Chicago 2017?

¿De qué se habló en la Conferencia Anual de ALA-Chicago 2017?

 
Entre los días 22 y 27 de junio se ha celebrado en Chicago (la tercera ciudad más grande de EEUU), la Conferencia Anual de ALA (American Library Association), con una asistencia (según los organizadores), de más de 22.700 profesionales que han debatido sobre los temas que más preocupan actualmente a los bibliotecarios norteamericanos.
 
En líneas generales, el foco de atención principal se encuentra en los programas para niños y jóvenes, la necesidad de facilitar aún más el acceso a la información para los usuarios, profundizar en programas que apoyen la justicia social, y desarrollar nuevos proyectos que vinculen estos espacios con la ciencia y la tecnología.
 
A lo largo de las sesiones han intervenido diversas personalidades de distintos ámbitos (desde la actriz Sarah Jessica Parker hasta la senadora Hillary Clinton), que han compartido ideas, consejos o mostrado su apoyo a estos profesionales, ensalzando la labor fundamental que desarrollan en la sociedad.
 
Las reuniones se inauguraron con la intervención de Reshma Saujani, abogada, política y fundadora de la organización tecnológica Girls Who Code. Compartió algunos datos sorprendentes, por ejemplo que solo uno de cada cuatro centros escolares de Secundaria norteamericanos ofrecen la asignatura de Informática como parte del currículo, una enseñanza que la ponente considera fundamental para garantizar los aprendizajes básicos necesarios. Destacó también que solo el 18% de los graduados en lo que denominan Computer Science son mujeres. En ambos casos, la jurista defendió la necesidad de incrementar las cifras para facilitar el acceso a las bibliotecas sin trabas tecnológicas.
 
Nancy Evans, bibliotecaria en Levittown (NY), fundadora de Strong Girls School, un programa que apoya a chicas de entre 6 y 12 años para prevenir lacras como el bullyng, abogó por extender los horarios de las bibliotecas para que todas las personas inmigrantes, refugiados y otras poblaciones emergentes en las ciudades tengan acceso a la cultura fuera del horario escolar, algo que se está comenzando a realizar gracias a programas que ofrecen lecturas y sugerencias para jóvenes como Dynamic Ways to Serve Teens of Color, auspiciado por Young Adult Library Services Association.
 
La autora Sandra Uwiringiyimana, que perdió a parte de su familia en los campos de refugiados de la República Democrática del Congo, habló también sobre la importancia de empatizar con las personas que se ven obligadas a huir de su país y ofrecer nuevos servicios, o adaptar los existentes, a estos usuarios.
 
El dibujante y "Embajador Nacional de la Literatura Juvenil", Gene Luen Yang, charló sobre la importancia de introducir con mayor tesón el cómic en el aula, adaptando los contenidos de algunas asignaturas a viñetas.
 
A lo largo de las jornadas se realizó una sesión, gestionada por la Association for Library Service to Children (ALSC) y la American Academy of Pediatrics (AAP), para informar de los riesgos y de las pautas preventivas que se recomiendan a la hora de controlar el número de horas que los pequeños pasan frente a las pantallas, especialmente desde la irrupción de las apps, para evitar déficits en su atención o problemas oculares a largo plazo.
 
Se ha presentado también el programa Librarians go to Juvie, una dinámica establecida a partir de los datos que confirman que el 85% de los jóvenes involucrados en algún proceso judicial poseen una baja alfabetización y una alta tasa de deserción escolar. En esta línea, la Biblioteca Pública de Kalamazoo (Michigan) ha puesto en marcha Late Show, un conjunto de actividades que ofrece servicios de lectura a última hora del día, clubes de lectura, visitas de autores al Hogar Juvenil del Condado de Kalamazoo (el popular John Green, por ejemplo, compartió con los chicos y chicas varias lecturas, una tertulia y una comida informal en la que firmó algunos de sus ejemplares y regaló libros que, para muchos, son los primeros que obtienen); y otras iniciativas.
 
Otro de los temas sugeridos fue el de la necesaria realización de sesiones formativas que ayuden a los jóvenes a identificar lo que popularmente se llama "fake news", noticias falsas que se viralizan por las redes sociales y que perjudican seriamente el pensamiento crítico de los adolescentes. Joanna Burkhardt, profesora y Directora de las bibliotecas vinculadas a la Universidad de Rhode Island, impartió la charla "Ayudando a los usuarios de las bibliotecas a navegar e identificar noticias falsas", en la que trazó algunos paralelismos históricos recordando la famosa interpretación de La Guerra de los Mundos de H.G. Wells, con la que el actor y director de cine Orson Welles paralizó la sociedad norteamericana a finales de los años 30 del siglo XX; aportando ideas, tips y "how to" para ayudar a la población adolescente a navegar por internet con la suficiente información para identificar los contenidos que pueden ser compartidos y los que deben ponerse en duda.
 
Geraldine Edwards Hollis habló de sus recuerdos como uno de los nueve estudiantes afroamericanos que fueron arrestados por entrar en la biblioteca pública "de blancos" en Jackson, Mississippi, en marzo de 1961. Este espacio planea dedicar una placa conmemorativa durante el mes de agosto para recordar a todos los usuarios aquel incidente. Además se realizan charlas para las nuevas generaciones explicando con todo detalle las circunstancias vividas aquella jornada.
 
El presidente de Asian/Pacific American Libraries y abogado Deepa Iyer, exploró algunas historias personales de ciudadanos del sur de Asia, musulmanes y sijs cuyas vidas fueron alteradas por situaciones de odio en EEUU tras el 11-S, cuando en muchos lugares se equiparó a estas poblaciones con terroristas, instando a las bibliotecas a convertirse "en lugares seguros para todos en la comunidad y expansores del conocimiento en contra de los climas de miedo infundado".
 
Annie Pho, bibliotecaria de UCLA, defendió que las bibliotecas nunca pueden ser espacios neutrales y trató de concienciar a los bibliotecarios para integrar temas de justicia social en programas y presentaciones, visibilizando las necesidades de los marginados y de las personas menos representadas de la sociedad en las actividades que se programen.
 
Otros de los invitados hablaron de la creciente importancia de la literatura LGBTQ en las bibliotecas, y los distintos paneles abordaron temas como la libertad intelectual y el "acceso abierto" (incidiendo en la importancia de que se ponga la investigación a disposición del público pero que a la vez haya una retroalimentación y se aprenda de lo que los usuarios también pueden enseñar); el programa Prohibido en el extranjero: historias de censura internacional invitó a editores, traductores e investigadores a discutir experiencias con obras que han sido censuradas o prohibidas en sus idiomas originales.
 
Andy Weir, autor de la célebre novela The Martian, adaptada recientemente al cine con gran éxito, sedujo a la audiencia con un repaso a su carrera y con la presentación de su próximo libro, Artemis, un thriller policial ambientado en la luna; y describiendo como es el proceso habitual que sigue a la hora de crear historias.
 
También hubo tiempo para tratar el tema del cambio climático, a través de la intervención del ambientalista Bill McKibben, y otros vinculados a las ciencias, como la ponencia de Merinda McLure, profesora asociada y responsable de la biblioteca de la Universidad de Colorado-Boulder, muy centrada en la necesidad de que los bibliotecarios colaboren en el campo de los "recursos educativos abiertos", denominados OERs (open educational resources) exponiendo en las salas casos exitosos.
 
El panel Top Technology Trends, de la Biblioteca y Tecnología de la Información, presentó algunos recursos tecnológicos actuales y futuros que afectarán los servicios de la biblioteca en los próximos años. Tara Radniecki, bibliotecaria de la Universidad de Nevada, Reno, fue una de las encargadas de presentar las perspectivas que se abren sobre el uso compartido de recursos y los nuevos caminos que han emprendido los consultores bibliotecarios, algunas bibliotecas europeas y las bibliotecas académicas. También compartió consejos sobre cómo administrar los espacios de fabricación, qué tarifas cobrar, algunos datos para conocer el coste real por uso que tiene la tecnología, cómo apoyar a los creadores de contenidos digitales y qué pasos seguir para crear una red local.
 
"No crear un montón de reglas. Crear un marco y confiar en usuarios", fue el consejo de Rebecca Stavick, directora ejecutiva de Do Space, con sede en Omaha, Nebraska, en una sesión sobre cómo crear un espacio tecnológico exitoso. Do Space es una biblioteca de tecnología comunitaria que proporciona a los usuarios acceso a recursos tecnológicos y a experiencias de aprendizaje innovadoras. "La gestión de un espacio de este tipo, -dijo Stavick-, debe comenzar con la misión del espacio. Considera cómo encaja en la misión de tu biblioteca y usa eso como una herramienta para ayudarte a realizar el trabajo. Los servicios tradicionales de la biblioteca son muy populares, pero los espacios tecnológicos pueden coexistir alegremente con las bibliotecas, ya que las bibliotecas siempre han aceptado los cambios con optimismo".
 
Finalmente, diferentes oradores invitados realizaron un tributo a las bibliotecas relatando como estos espacios han influido directamente en sus vidas y destacando la importancia que ha tenido el contacto con ellas para transformar algunos aspectos de sus existencias.
 
Brené Brown, investigadora y autora, señaló que puede medir todos los hitos importantes de su vida a través de las bibliotecas. La actriz Sarah Jessica Parker, miembro de varios clubes de lectura, participante en varios foros sobre literatura en la red y asesora del ex presidente Obama en el Comité de Artes y Humanidades, recordó sus experiencias y excursiones a la Biblioteca Pública de Cincinnati cuando era niña y como ahora lleva a sus hijos a la New York Public Library. Parker siempre ha utilizado su imagen pública para apoyar a escritores, lectores y bibliotecas, colaborando en algunos programas de ALA. 
 
La conferencia final estuvo a cargo de la senadora, Secretaria de Estado y aspirante demócrata a la Presidencia de los EEUU en las últimas elecciones, Hillary Rodham Clinton, que centró su discurso en desterrar tópicos, recordar la vinculación que su familia y ella siempre tuvieron con la lectura (incluso rememorando como fueron sus sentimientos cuando consiguió por primera vez el carnet de usuaria), y cerrando su intervención con un mensaje para los bibliotecarios de "lucha y unión para defender la verdad, la razón, la evidencia y los hechos"
 
Puedes ampliar información sobre otros temas tratados en este tradicional evento que se celebra en EEUU accediendo a este enlace. 
 
 
Fuente: ALA (American Library Association, julio 2017)
 
Envíanos tu comentario: