Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
 
Estás en : Home  /  Los maestros  /   ¿Cómo proteger a los estudiantes de las fake news desde la biblioteca escolar?

¿Cómo proteger a los estudiantes de las fake news desde la biblioteca escolar?


En los últimos años ha aumentado en la comunidad internacional la preocupación por la proliferación de las llamadas fake news, noticias falsas que se difunden por internet y frente a las que es recomendable que los jóvenes de hoy tengan una formación adecuada que les permita discernir, con espíritu crítico, la realidad de la mentira. La biblioteca escolar puede tener un importante papel en este sentido.

Las generaciones actuales no conciben una vida sin internet, cada día el 75% de los niños y jóvenes acceden en algún momento a la red, y se ha convertido en la principal herramienta tanto de comunicación como de ocio, desplazando a otros medios como la televisión.
 
Aunque la conexión online permite conocer noticias casi al instante de producirse y confrontar diversas opciones, opiniones y enfoques, lo cierto es que la mayor parte de los jóvenes y preadolescentes, según señala Amanda Green (General Manager en la prestigiosa web Edudemic -Education Technology Tips for Students and Teachers); tienden a recopilar la información que les interesa a través de, exclusivamente, medios como Facebook o Twitter.
 
En este sentido, un informe elaborado hace un par de años por el Media Insights Project en EEUU, señalaba a Facebook como único o principal fuente de información para este sector de edad.
 
Es dificil controlar las publicaciones de los millones de usuarios que disfrutan de esta comunidad creada por Mark Zuckerberg, por lo que a veces se hace eco de noticias falsas propagadas a gran velocidad sin tener en cuenta el verdadero origen o contenido. Son las llamadas fake news y afectan, especialmente, a este grupo de edad ya que se trata de un sector de edad, en la mayoría de los casos, que aún no tiene la suficiente capacidad para discernir entre noticias reales y falsas.
 
Según otro estudio, en este caso de la Universidad de Stanford, citado también por Edudemic, el 82% de los estudiantes de Secundaria no sabría distinguir entre anuncios y noticias reales en un sitio web, destacando la necesidad de reforzar la alfabetización mediática y las habilidades de investigación con los estudiantes. 
 
El peligro de las noticias falsas reside en su capacidad para ocultarse como cualquier otra noticia verdadera. Aunque los padres pueden limitar la cantidad de tiempo que sus hijos pasan en internet y el contenido al que pueden acceder, los niños aún encontrarán este tipo de informaciones. 
 
En muchos países anglosajones constituye incluso un negocio altamente rentable y su eliminación es complicada ya que una noticia falsa puede ser creada con facilidad por casi cualquier persona en el mundo. 
 
Por estas razones es importante que los pequeños y jóvenes sepan diferenciar contenidos y fuentes creíbles vs no creíbles. La responsabilidad no recae únicamente en los educadores, pero espacios como la biblioteca escolar pueden convertirse en un excelente laboratorio de pruebas. Para ayudarles en el desarrollo de su pensamiento crítico, se pueden organizar talleres y actividades en torno a las siguientes preguntas:
 
Sobre LA FUENTE: ¿Quién ha editado la noticia? ¿Tienen antecedentes publicando alguna noticia no contrastada? ¿Aparece claramente especificado el nombre del autor del texto? ¿Figuran referencias creíbles en el cuerpo de la misma? ¿Te has fijado si el nombre del dominio que aparece es similar al de otro conocido (ej: .co en vez de .com)
 
La APARIENCIA de la WEB: ¿Es correcta la gramática y la estructura de las oraciones? ¿Hay demasiada puntuación? ¿Se hace referencia a derechos de autor en el pie de la misma? ¿El site parece muy básico (color / diseño) y mal organizado? ¿Hay demasiados anuncios y pop-ups?
 
El CONTENIDO: ¿Es demasiado humorístico, triste, aterrador, alentador...? ¿Hay detalles en el texto que no tienen ningún sentido? ¿Es el tono sensacionalista? ¿Te invita constantemente a acceder a otros enlaces o a conocer algún producto? ¿Se esbozan propuestas que no aparecen en el cuerpo de la noticia? ¿Aparece la fecha de publicación o última actualización? ¿Es una vieja historia que han reescrito y parece nueva?

Detectar fake news constituye todo un reto y requiere cierto esfuerzo. Sin embargo, con el tiempo y la experiencia práctica, pueden convertirse en expertos pensadores críticos si logramos diseñar buenas propuestas (y nos actualizamos sobre las nuevas tácticas constantemente). Existen una serie de enlaces (en inglés) que pueden proporcionar una información más completa y aportar numerosos ejemplos ideales para profesores y estudiantes de todos los niveles:

5 vías para que los profesores luchen contra las fake news. Un artículo que describe algunos originales y creativos métodos empleados por distintos educadores.
 
Cómo enseñar a tus estudiantes la forma en que funcionan las fake news. Plan de lecciones de PBS, un medio educativo norteamericano que tiene como objetivo ayudar a preparar a los niños para el éxito escolar, que incluye enlaces a otros recursos orientados a los alumnos de Primaria y Secundaria.
 
15 lecciones para conseguir que los estudiantes sean mejores investigadores en línea. Proporcionadas por Global Digital Citizen Foundation. Incluyen temas que van desde las habilidades básicas de búsqueda en línea hasta "evaluaciones de credibilidad" de diversas fuentes de noticias
 
News Literacy Project. Tips e información sobre alfabetización de noticias para estudiantes y profesores. 
 
 
Fuente: Edudemic. Connecting Education & Technology Imagen: Flickr Licencia CC
 
 
 
Envíanos tu comentario: