Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
Estás en : Home  /  TAG: Pase lo que pase, nunca dejes de bailar

Un tigre con tutú
 Fabi Santiago

Max no es un tigre como los demás, persigue -desde siempre- convertir su sueño en realidad y, ya se sabe, en París esto a veces sucede. La ciudad mágica es testigo de la amistad entre el animal y una bailarina, que apoyará al protagonista en su proyecto tras asistir embelesada al espectacular baile que ofrece por los rincones más emblemáticos de la capital francesa. Ella refuerza su autoestima y le ofrece la oportunidad de demostrar su valía sobre las tablas del teatro. ¿Cuál será la reacción del público? ¿Puede un animal salvaje realmente tener la sensibilidad y capacidad extraordinaria para cautivar con sus movimientos? Balancé, pirouette, grand jeté, plié, pas de chat y ¡ale hop! Imágenes de trazo limpio y caricaturesco para esbozar la armonía de los movimientos del personaje principal, recrear algunos monumentos a orillas del Sena y dibujar sonrisas en los lectores a cada página. Un relato tan divertido como inspirador, hilado al calor de nobles valores.

 

Una canción
 Guilherme Karsten

Cuando escuchas una buena canción sientes que la soledad se puebla de repente, la música tiene ese poder transformador que une culturas, despierta emociones, refuerza la conexión y empatía con otros humanos y destierra prejuicios y percepciones tóxicas. Un padre y su hijo simbolizan, con sus melodías compartidas en una jornada cotidiana, el amplio abanico de sentimientos que se producen cuando nuestros oídos se llenan de temas evocadores, ritmos que invitan al baile, escalas que ayudan a afrontar con optimismo el nuevo día. En este álbum se recogen esos maravillosos momentos mediante la composición de escenas que recuerdan instantes comunes (como desplazarnos por la ciudad hacia el colegio o el trabajo) que, lejos de parecer automatizados y anodinos, pueden cobrar nuevos matices si aplicamos el filtro adecuado: una exquisita banda sonora para aderezar cada segundo de la mañana y la tarde. Karsten traza un sencillo y original homenaje para melómanos distinguidos en el que destaca el atractivo uso del color.

Samba Panda con papá
 Satoshi Iriyama

Es hora poner un poco de pimienta a los bailes de Samba Panda. Si en la anterior coreografía, el pequeño oso ofrecía su show (para ser imitado por los lectores) en solitario, ahora viene acompañado de su papá, no menos marchoso que el joven “intérprete”. El libro está vivo en la medida en que tomamos partido de las sugerencias que lanzan los protagonistas y danzamos al son de los nuevos y excitantes pasos: el del brote de bambú, el péndulo, la cereza… ¿Preparados para pasar un rato divertido y desentumecer los músculos de todas las partes del cuerpo? Iriyama, fiel a su estilo desnudo de artificios, plantea de nuevo el juego que tanto éxito le ha dado en su primera aventura, invitando a pequeños y mayores a desinhibirse y bailar hasta caer rendidos, siempre con una sonrisa en los labios.

 

¡Pom! ¡¡Pom!! ¡¡¡Pom!!!
 Prezemystaw Wechterowicz

¡Pssst! ¿Lo escuchas? ¿Lo sientes? El ritmo va creciendo, la tierra comienza a temblar. Si sigues sus pasos probablemente no puedas parar. La coreografía es perfecta y la cadencia de su danza comienza a dar sus frutos. La selva se despereza, ha nacido la mañana, da igual la época del año, no importa el estado de ánimo, triunfa en todo espacio y lugar. Si los gorilas y don Ramón comienzan su canto, cualquier cosa puede pasar. Esta invitación a exprimir el día y disfrutar cada una de sus horas transporta a los protagonistas de uno a otro escenario irradiando energía y compás. La propuesta gráfica sobre la que se escribe la melodía fusiona colores, tipografías llenas de vida y juegos de planos que también invitan a bailar y, por supuesto, alberga una sorpresa final. Busca bien tus compañeros de baile, localiza en la casa tu pareja ideal porque los brazos ya se están agitando y las caderas meneando... ¿Lo escuchas? ¿Lo sientes? ¡Pom! ¡¡Pom!! ¡¡¡Pom!!!...

 

Samba Panda con osito
 Satoshi Iriyama

Un plátano, un tulipán, una peonza... Cualquier cosa puede servir como modelo cuando se tienen ganas de pasarlo bien. Nuestro amigo Osito inicia sus aventuras en España con esta coreografía que invita a los lectores a unirse a su gran fiesta. Imitando cada movimiento descubriremos que estos animales, a pesar de la imagen seria que transmiten, son alegres y optimistas. Inspirados en posturas de yoga, cada ejercicio garantiza la sonrisa de todos aquellos que se atrevan a sambar, pero para que el baile alcance su verdadero objetivo la historia debe leerse en compañía de un adulto que participe activamente en la narración. El plano gráfico está centrado en la figura del pequeño plantígrado, cuyos pasos son retratados con simpatía sobre escenarios vacíos, y aquellos alimentos y objetos que toma como inspiración.

Biografía de un cuerpo
 Mónica Rodríguez

La 40 edición del prestigioso premio Gran Angular, concedido por la editorial SM, reconoció la elegancia de la prosa de Mónica Rodríguez, una de las más destacadas plumas de la LIJ actual. La obra indaga en un universo no muy frecuentado en este tipo de literatura, a pesar de la gran cantidad de adeptos que tiene entre los adolescentes en la sociedad actual: la danza. A través de la figura de un joven estudiante que trata de encontrar su sitio en un mundo cambiante, lleno de situaciones antagónicas, que coincide además con el paso de la adolescencia a la adultez, descubrimos las contradicciones de quien quiere triunfar en ese campo a la vez que se enfrenta al desafío de aceptar sus cambios físicos e intelectuales, propios de esa edad. Con ciertas reminiscencias a obras teatrales y cinematográficas como Billy Elliot, paralelismos con la vida de históricos artistas, como Nijinsky, e implementando continuas referencias a actividades y actitudes de los jóvenes de hoy (el uso de redes sociales como Instagram), el lector se sumerge en los sentimientos, sueños, miedos e ilusiones del bailarín, así como las peculiares relaciones que mantiene con un “rival”, Álex, sus amigas y, especialmente, su padre y hermano. Una apasionante búsqueda, narrada en pequeños y poéticos capítulos, con la que se sentirán identificados muchos adolescentes.

Líneas
  Suzy Lee

La patinadora dibuja hipnóticas líneas en su recorrido, trazos sobre hielo que separan la realidad de las ensoñaciones, piruetas, molinos, movimientos elegantes y acompasados que observamos desde planos cenitales hasta perdernos en la magia del recorrido. Compuesto a partir de una sencilla paleta de colores, con la expresividad y seducción a la que tiene acostumbrados a sus lectores la ilustradora coreana, la historia alberga dos niveles de lectura sugeridos a través de una eclosión en la línea narrativa, un accidente inesperado que ayuda a empatizar con un perfil de protagonista que parece repetirse en todas las propuestas de esta genial creadora. Una delicada edición, apta para todo tipo de públicos, capaz de despertar cualquier imaginación dormida.

Swing
 Joâo Fazenda

La vida gris, aburrida y cuadriculada tiene los días contados. A pesar de sus torpezas iniciales y del lento movimiento de sus extremidades, el protagonista quiere escapar de la realidad y tomarse un respiro. Y para ello nada mejor que ponerse cómodo, colocar el vinilo en el tocadiscos, dejar fluir la música y sentir la melodía como una caricia para bailar al son. Ella es la inspiración, el acicate amoroso que necesita para tomar con determinación sus brazos y hacer a todos los lectores soñar y mover los pies con la misma armonía. Figuras curvas y rectilíneas bañadas en color para moverse junto a la pareja en cualquier pista de baile. Una elegante delicatesen gráfica que obtuvo el Premio Nacional de Ilustración de Portugal en 2015.

Me encanta bailar
  Anna Walker

Álbum de pequeño formato, muy práctico y manejable, para contar en cualquier lugar, en cualquier momento. Dos animales humanizados, Pirulí y su amigo el perrito, serán los protagonistas de esta historia. El baile es el tema sobre el que gira, nunca mejor dicho, la historia; puesto que girar, brincar, rodar, saltar a la pata coja..., son algunas de las acciones que realiza Pirulí. Y que el lector podrá imitar. Las iustraciones, en tonos pastel, trasmiten ternura y serenidad.

El murciélago dorado
  Edward Gorey

Apasionado de la danza, Edward Gorey acometió en los años sesenta un hermoso homenaje ilustrado a esta disciplina, cargado de referencias evocadoras de los años dorados en los que los grandes creadores y coreógrafos de origen ruso triunfaban en todo el mundo. Tratándose de uno de los maestros gráficos que hizo de la revelación del sinsentido cotidiano marca de autoría, cabía esperar una muy particular celebración de la danza. La vida de sacrificio de quienes dedican su tiempo a la expresión de la belleza a través del dominio del cuerpo, aparece retratada como una sucesión de pequeñas miserias entre las que refulge -al menos en el caso de Maudie Splaytoe, protagonista de esta historia- el brillo de la gloria. Pero ni siquiera ese dorado destello ahuyenta el vacío del absurdo de vivir. Tras una existencia de soledad y fiestas decadentes, dedicada con pasión y entrega al ballet, Maudie desaparece...

 

 

Lola, la gata bailona
 David Salariya

La editorial Macmillan apuesta por la realidad aumentada para los más pequeños con este título. Un historia muy sencilla que ensalza las cualidades individuales frente a otras más comunes. Hay muchas cosas que todo el mundo hace y Monti no sabe hacer. Parece que lo hace todo muy mal, hasta que la gata Lola descubre al lector sus grandes dotes para bailar el tango a través de una animación en 3 dimensiones que se puede ver al poner el libro frente a la webcam, previa descarga del programa desde la página web de la editorial.

El baile diminuto
  María José Ferrada Lefenda

Poemario lúdico que tiene como protagonistas a insectos del campo y la naturaleza. A través de un lenguaje evocador y metafórico, la autora adentra al lector en un sorprendente universo habitado por seres diminutos y le invita a detenerse a descubrir las fascinantes historias que se esconden tras estos pequeños insectos que suelen pasar desapercibidos. Los poemas, de versos libres, están construidos a partir de una estructura repetitiva. Destaca la sonoridad y la musicalidad de sus versos y su poder de evocación. Las ilustraciones, llenas de colorido y originalidad, están realizadas mediante la técnica del collage.

 

Mi perrito quiere bailar ballet
 Anna Kemp

Descubrir lo que nos gusta y apasiona es una gran suerte, aunque casi siempre depende del trabajo y del empeño que pongamos en ello. Esta podría ser la conclusión que nos ofrece esta divertida historia donde descubrimos que al perrito protagonista le gusta bailar ballet. Texto, y sobre todo unas imágenes con gran fuerza narrativa, cuentan al lector con grandes dosis de humor los avatares por los que pasa el perrito para conseguir sus deseos.

Quiero ser bailarina
  Harriet Castor

De la mano de Ana, los pequeños lectores interesados en la danza encontrarán en este libro toda la información necesaria para iniciarse en el mundo del ballet. Desde los tutús y las zapatillas de raso a los pasos básicos en toda coreografía, la protagonista explica en qué consiste eso de bailar y hace hincapié en la actitud necesaria para conseguirlo. Además, la bailarina presenta dos famosos ballets e invita a los interesados a crear su primer número de forma ingeniosa y divertida.

Bailar en las nubes
  Vanina Starkoff

La brevedad y sencillez del texto, en torno a una imagen fantástica con fuerza poética -bailar con las nubes, casas que crecen aupándose unas sobre otras-, cobija un mensaje que alude a la riqueza de la aportación de personas de distintas culturas y razas a las modernas ciudades. El acento recae sobre el paisaje humano, tan cálido y alegre, preferible a la frialdad y el silencio de las nubes. La misma calidez revitalizadora que esta autora argentina brinda en el intenso colorido de sus imágenes.

Las jirafas no pueden bailar
  Giles Andreae

Chufa quiere participar en el baile de la selva, pero todo el mundo sabe que las jirafas no pueden bailar. Los demás animales se ríen de ella cuando intenta comenzar su danza, ¿podrá aprender a moverse como una verdadera bailarina? Una obra para valorar las diferencias y apreciar el esfuerzo de cada uno a la hora de conseguir su crecimiento personal. Destaca la introducción de los troqueles como elemento dinamizador de la historia y también el valor de la música como hilo conductor de este libro colorido y optimista.

El baile del tigre
 Malachy Doyle

El baile del tigre es un poema de Malachy Doyle que ha sido incluido en varias antologías antes de su publicación como libro-álbum. Es una historia sobre la imaginación infantil y los vínculos entre generaciones. Una niña ha descubierto un tigre que baila en el bosque detrás de la montaña. Una noche de luna llena decide seguirlo y, aunque, en un primer momento, el tigre se asusta al verla, termina convirtiéndose en su compañera de baile. El texto está cargado de rimas que le aportan musicalidad y cierto toque mágico, a su vez reforzado por unas ilustraciones que recrean perfectamente la atmósfera nocturna.

 
 
 
 
   LAS BIBLIOTECAS
   LA LECTURA EN LA ESCUELA
   LAS EDITORIALES