Buscar por    
Edad
  
País
  
  Género
  
Soporte
   
Temas
Estás en : Home  /  TAG: AÑO DE NIEVES, AÑO DE BIENES

Perdido en la ciudad
 Sydney Smith

Tras los cristales del tranvía, empañados por el frío, se alza una ciudad tan majestuosa como invadida por el ruido. Entre las calles y los variopintos rincones y comercios, el protagonista vaga abrumado por la feroz cotidianeidad, pero consciente tanto de los pequeños tesoros que puedes encontrar a cada paso como de los peligros que pueden surgir al doblar la esquina. Siempre con la confianza de reencontrarse con aquello que apreciamos, tarea en la que el protagonista se implica con pasión en una desapacible jornada. Escenarios inspirados en la urbe natal del autor, Toronto, para ilustrar una sugerente historia, impregnada de la bruma, el frío y los sentimientos del niño que regresa a casa, muy original en el diseño de la trama, que fue reconocida con el título de Mejor Libro Ilustrado Infantil de 2019 por The New York Times. Habíamos disfrutado de sus poéticos proyectos gráficos en anteriores ocasiones, pero este es el primer trabajo que afronta en solitario.

Un copo de nieve en el bolsillo
 Rachel Bright

El oso acumula una larga experiencia en la gestión de las emociones que llevan implícitas las distintas estaciones del año. Sin embargo, para la ardilla, es la primera vez que está viviendo al máximo las bondades y los rigores del invierno. Incluso todo indica que, pronto, descubrirá la magia de jugar entre la nieve. Sin embargo, tras tantos momentos juntos, en el instante de vivir esa inolvidable experiencia el compañero enferma y debe guardar reposo. ¿Cómo compartir entonces una vivencia de ese calibre? El roedor tiene una dulce idea para ello con la que sellará una amistad para siempre… Las ilustraciones de la galardonada artista china esbozan la complicidad que se establece entre los dos animales, los sentimientos que implica la llegada de los primeros copos o la incomparable belleza del espacio natural en el que transcurren las aventuras, con la inclusión de un pequeño troquel en el transcurso de las mismas a través del cual el petigrís atisba por primera vez el manto blanco que cubre el bosque.

 

Un osito en la nieve
  Tony Mitton

Este pequeño álbum narra las peripecias del osito en busca de un hogar. Tras visitar distintos lugares y ser recibido de forma poco amistosa (los animales que habitan en ellos le dicen que allí no se puede quedar), continuará su incansable periplo sin perder la esperanza. Por fin, a lo lejos, divisa una casa, en cuyo interior aguarda una sorpresa. El trabajo de Alison Brown, a base de tiernas ilustraciones de gran viveza, ayuda a los niños a identificarse con el protagonista y sentir en su propia piel el dolor del rechazo y la gélida sensación de desamparo bajo el crudo invierno. Una historia que fomenta valores como la empatía o la solidaridad entre los lectores que están dando sus primeros pasos.

 

Osa y Lobo
 Daniel Salmieri

Con la mirada certera de un cineasta que sabe captar la visión subjetiva de los personajes que mueve sobre el tablero (la naturaleza en todo su esplendor), con la poesía visual que destila un trabajo delicado y modelado con pinturas de madera sometidas a retoque digital, con la maestría narrativa que evoca el valor eterno de la amistad… Con todo ello, Salmieri, un joven y talentoso escritor e ilustrador neoyorkino que hace su debut en el mercado editorial como autor integral de la historia, sabe emocionar a los niños y adultos que acepten el paseo junto a la pareja de peculiares amigos entre los copos de nieve o los verdes campos en flor. Un juego infalible de planos para describir la transición de un estado de ánimo, de las estaciones, de un afecto que solo el tiempo sabrá diluir o reforzar, que confirma a este artista como uno de los nuevos talentos a seguir. El álbum ha sido reconocido con prestigiosas distinciones, como su inclusión en la selección anual que realiza Society of Illustrators, y alabada por medios de gran repercusión como The New York Times.

 

Memoria de la nieve
 Julio Llamazares

“Invierno antiguo y lento. Quien camina hacia ti lo hace ya sin tristeza” Los versos de Julio Llamazares, en una de sus contadas incursiones en el campo de la poesía –aunque su prosa siempre está cargada de lirismo-, se deslizan entre nuestras manos con la misma cadencia con la que lo hacen los copos de nieve, omnipresente en el paisaje gélido que el autor evoca, montañas y bosques que podemos localizar en la zona de León donde pasó su infancia. Son recuerdos que quedan grabados para siempre en el imaginario: el amor, los afectos indestructibles, el frío, el silencioso anochecer de la naturaleza en estado puro… Fragmentos de vida en comunión con los elementos básicos, palabras que merecieron en su día el Premio Jorge Guillén y que hoy vuelven a florecer, con nuevas luces, a pesar del invernal paisaje que amamantan, gracias a la excepcional reedición de Nórdica. Adolfo Serra sabe captar, con su maestría habitual y a través de una colección de láminas cargadas de emotividad, la lírica que reposa en ese “paisaje de nata y tejados helados, un paisaje […] indestructible”. El mismo que nos mira treinta y ocho años después de ser concebido por la pluma inimitable del escritor nacido a la ribera del río Porma. Versos imprescindibles para melancólicos distinguidos.  

 

¿Quién se esconde... en el bosque?
 Marc Clamens

Nieva en el bosque y el frío está empezando a hacer mella en los animales y plantas. El tejón, la ardilla, el zorro, el jabato, un cervatillo, el castor e incluso el búho y el murciélago buscan cobijo y solo los lectores, gracias a su capacidad de observación, pueden ayudar a que el grupo pase la noche resguardado de las inclemencias del tiempo. Para ello debemos recorrer, al son del relato, cada uno de los recovecos de la floresta y hallar, como si de un puzle se tratara, el espacio exacto que está asignado a cada simpático protagonista. Los troqueles, distribuidos por los autores entre los árboles, agujeros y otros accidentes geográficos, alternan sencillez y complejidad, y sirven como perfecto acicate para progresar en la lectura, que se disfrutará doblemente si es en la mejor compañía. Un juego divertido y seductor para aquellos que están empezando a saborear las primeras letras.

 

Caballos en la nieve
  Ricardo Gómez Gil

Para conocer el origen de esta historia debemos remontarnos al año 2006. Por entonces, Ricardo Gómez obtenía el prestigioso Premio Barco de Vapor, acompañado por el mismo ilustrador, el madrileño Jesús Gabán, uno de los artistas plásticos más emblemáticos de la literatura infantil y juvenil, poseedor de un estilo muy reconocible y referente para otros ilustradores. Aquel relato galardonado, Ojo de Nube, presentaba las andanzas de un niño ciego de la tribu de los indios crow poseedor de la capacidad extraordinaria de visionar sucesos futuros. Doce años después, conocemos a su hermana a través de un bello relato que recupera los elementos tradicionales de las mejores historias del oeste americano. El temor a las fechorías del hombre blanco, maldades que han sido recordadas generación tras generación para que no queden en el olvido, lleva a la comunidad a emigrar y, en consecuencia, a afrontar la dureza del frio invierno. En esa travesía descubrimos las particulares conexiones que unen a los indígenas con el ecosistema, una relación que ensalza el valor de la vida en contacto con la naturaleza y la honestidad de los componentes del clan. Los autores han conseguido modelar una crónica, de cierto halo romántico, a la altura de las mejores propuestas de un género del que, lamentablemente, cada vez es más difícil encontrar nuevas aventuras, a pesar de su indudable atractivo.

 

El Refugio
 Céline Claire

Si se cumpliera la vieja premisa, cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da, el mundo se habría parado hace tiempo. Como nos demuestra esta fábula, una certera metáfora de la realidad, todos estamos expuestos a una triste posibilidad. La vida en el bosque es apacible y feliz hasta que, una mañana, sus habitantes reciben una inquietante noticia: se acerca la gran tormenta. Pronto todas las familias se preparan para afrontar con garantías el frío y el vendaval, pero algunos, llegados de lejos, no tienen posibilidad de esconderse y piden asilo a los residentes. Su respuesta, en algunos casos, es la misma que encuentran todos aquellos que, en el mundo real, intentan huir de otros conflictos para empezar una nueva vida. Los animales y escenarios, aquí perfilados con delicadas acuarelas, estampas de vida de gran belleza, podrían ser cualquiera de los lectores u hogares a los que llegará este libro. Un álbum valiente y comprometido, ideal para compartir y comentar, que transmite un mensaje necesario y aboga por los valores democráticos que permiten la convivencia y la armonía en nuestra sociedad.

 

Irene la valiente
 William Steig

Al conocer la gran aventura de Irene, sentimos el arrullo que solo transmiten las historias gestadas a fuego lento, esas que marcan infancias y fabrican futuros y perseverantes lectores. El relato está repleto de elementos que nos llevan a otro tiempo (la obra fue publicada originalmente en la década de los ochenta), y despierta las mismas emociones que cuando vio la luz. Queremos estar junto a ella para luchar contra la tormenta de nieve en la noche, sentimos su dolor e impotencia, admiramos la valentía y nos enternecemos con la relación que mantiene con su madre. Solo Steig, recuperado felizmente por Blackie Books, es capaz de conmover así con palabras e ilustraciones aparentemente sencillas, que captan a la perfección la calidad humana de la protagonista y la generosidad de quienes reciben “el encargo”. Un clásico imperecedero que ensalza valores como la humildad o el sentido de la responsabilidad, y presenta a una niña que forma parte, como otros de los personajes creados por el añorado creador norteamericano, de la mejor LIJ del siglo XX. Fue reconocido como Libro mejor ilustrado del año por The New York Times.

Esto que brilla en el aire
 Cecilia Pisos

La ilustradora Ana Pez, que ya había recibido otros importantes reconocimientos con anterioridad, y Cecilia Pisos obtuvieron el Premio Hispanoamericano de Poesía 2016 por este trabajo que redimensiona un escenario poético en el que la naturaleza tiene especial protagonismo, y por el que transitan abejas, estrellas, bandadas de pájaros, peces que juegan en mares revueltos e incluso vacas que pastan ajenas al mundo viendo pasar el tren. Versos juguetones y divertidos, construcciones ingeniosas y sorprendentes que nos invitan a desarrollar al máximo la imaginación y a mirar atentamente todo lo que ocurre a nuestro alrededor, incluso cuando vamos montados en un avión. Palabra e imagen se funden en un apasionante proyecto que encandila desde los primeros compases. Las ilustraciones están hechas con lápiz de grafito, tinta china sobre distintas capas de acetato y, posteriormente, coloreadas con técnicas digitales, composiciones todas ellas que potencian el lirismo de cada escena.

¿Amigos?
 Charlotte Gastaut

La colección Cuentos animados, compuesta por historias ilustradas que potencian su valor gracias a una aplicación gratuita de RA con la que se puede profundizar en cada relato e interactuar con los personajes y objetos que aparecen en él, permite vivir experiencias lectoras a través de objetos cotidianos en los hogares de hoy, como una tableta o un smartphone. La app, que una vez descargada funciona sin necesidad de conexión, facilita su lectura en cualquier lugar, y permite el acceso a sugerentes animaciones interactivas visuales y sonoras. De esta forma tan particular podemos conocer a fondo a personajes tan célebres como el Yeti, un monstruo al que la sociedad tiene miedo tal vez por desconocimiento, pues se trata de un tipo encantador, cándido e inocente, que solo quiere divertirse y trabar nuevas amistades. ¿Te animas a pasear junto a él y dar vida al paisaje con tus manos?

El interrogante gigante
  Eulàlia Canal

Aunque no se hace referencia explícita en ningún momento, la sombra de la II Guerra Mundial sobrevuela esta encantadora historia protagonizada por tres hermanos que se adentran en el bosque, cubierto de nieve, durante la ausencia de su madre. Viven en una casa alejada, rodeados de naturaleza, y el bucólico paisaje, retratado con gran belleza en cálidas tonalidades por el multipremiado ilustrador Sebastiá Serra, invita a pasear y observar los múltiples matices que ofrece este hábitat. De repente serán  testigos de un accidente aéreo que les convierte en héroes. El relato transforma, con eficacia y argumentos poéticos, tiempos de guerra en momentos de concordia, a través de una trama sencilla pero tremendamente convincente, que ridiculiza las razones que suelen justificar los conflictos bélicos y aporta una valiosa enseñanza final. Un precioso álbum que conjuga un texto escrito con elegancia y una propuesta gráfica sobresaliente.

La nieve interminable
  Agustín Fernández Paz
El sitio era perfecto, un hostal rodeado de prados y bosques, con el pueblo más cercano a 15 kilómetros. El lugar idóneo para estar aislados y concentrarse en el trabajo. Los cinco guionistas debían terminar un trabajo sobre el miedo, pero nunca habrían imaginado lo que les sucedería. Las historias que se contaron cada noche fueron simples anécdotas en comparación con la realidad, sobre todo a partir de ciertos descubrimientos sobre algunos habitantes de la casa. La nieve empezó a caer desde el cuarto día y siguió cayendo sin descanso. ¿Sería interminable? ¿Dejaría de nevar cuando todos estuvieran muertos? La última y sobrecogedora novela de Fernández Paz (1947-2016) encadena en su trama los acontecimientos que se suceden en el interior del edificio con los cuentos que van narrando los propios protagonistas, una historia horneada con dos ingredientes principales, el miedo y el misterio, que dan sabor a toda la obra y que desemboca en un final que dejará al lector helado. El autor homenajea algunos referentes de la literatura de terror, como Howard Phillips Lovecraft, y a otros iconos de la novela gótica y romántica, como Mary Shelley o Lord Byron. Muy clarificador el anexo sobre cómo se escribió la novela y su origen. 
Una chica en invierno
 Philip Larkin

La prosa poética y descriptiva del célebre autor transforma la caída de la nieve sobre Inglaterra en una metáfora de recuerdos que parecen sepultados. Sentimientos que, sin embargo, renacen entre los rigores del invierno británico en la mente de una joven bibliotecaria desplazada durante la Segunda Guerra Mundial y con los que desea abrigar su esperanza hasta el regreso de los rayos del sol. Una historia que habla del crecimiento personal y de la añoranza de la vida que nunca podrá ser igual mientras el mundo sea gris alrededor. El paso a la edad adulta conlleva nuevas ilusiones para alguien que, desde su refugio libresco, sufre las penurias por partida doble. El lector comparte unas pocas horas en la vida de Katherine, pero suficientes para vibrar con la emoción de los luchadores. 

Jack Escarcha
 Kazuno Kohara

En la cultura nórdica, donde la climatología es un aspecto crucial en la vida cotidiana de los individuos y determina de un modo importante la actividad y los tiempos, parece casi obligado que su folclore cuente con un personaje como Jack Escarcha (Jack Frost, en inglés), el elfo responsable de la llegada de los días más fríos del invierno, cuando la nieve cubre los tejados y el hielo se acumula en los cristales. Las explicaciones mágicas de los fenómenos meteorológicos, provenientes de un tiempo donde ciencia y superstición se confundían, forman parte de la tradición de diferentes culturas, que ofrecían así explicaciones asumibles para el común de las personas. Este encantador álbum recoge el espíritu de la leyenda y cuenta con los preciosos linograbados de la ilustradora japonesa Kazuno Kohara.

¡ Viva la nieve!
  Kazuo Iwamura

Álbum que narra una historia sencilla y cotidiana protagonizada por una familia de animales humanizados. Por la noche ha nevado y el bosque está radiante, las tres ardillas quieren salir y disfrutar, sin embargo sus padres prefieren quedarse al calor del fuego. Un libro orientado a los primeros lectores, secuenciado con poco texto y un sencillo argumento al calor de una serie de ilustraciones elaboradas con acuarelas y en tonos pastel, cargadas de detalles sugerentes para observar detenidamente y descubir múltiples detalles.

Otto, el niño que llegó con la nieve
 Laia Longan

Otto es un niño ya algo crecido a quien siempre ha acompañado la certeza de su singularidad; desconoce sus orígenes, pero su nacimiento vino acompañado de una nevada que se ha convertido en perpetua y ha hecho creer a sus familiares y amigos que viven presos de una suerte de encantamiento. A lo largo del texto, y a la par que acompañamos al protagonista en su despertar a la pubertad, asistiremos al desentrañamiento del enigma y comprobaremos que, en ocasiones, la verdadera magia está entre nosotros, no en suprarrealidades que nos resulta difícil comprender. Curioso relato que combina de forma atractiva la cotidianidad de un niño con el elemento mitológico ligado a su filiación; el misterio que envuelve la historia mantiene la tensión y, si bien el desenlace resulta algo previsible, merece la pena adentrarse en la historia, bien narrada por su joven autora. Para leer arrebujado en una manta.

La reina de las nieves
  Hans Christian Andersen

Cuento dividido en siete historias. Un diablo se muestra muy contento por fabricar un espejo que elimina casi por completo el lado más hermoso de todo aquello que se refleje en él, a la vez que acentúa el lado más inútil o el más feo. Al reírse provoca el estallido del espejo en mil pedazos. Pero cada trozo conserva el mismo poder que el completo. Uno de ellos golpea a Kay, amigo de Gerda, ambos personajes principales de la historia. Kay, bajo los efectos de la esquirla del espejo, es raptado por la Reina de las Nieves y Gerda decide salir en su búsqueda. Una serie de personajes que encuentra en su camino intentarán guiarla para que pueda hallar al chico. Destaca una edición muy cuidada junto a  las ilustraciones que acompañan a la historia. 

 

¿Queda sitio para mí?
 Loek Koopmans

Adaptación de un cuento tradicional ruso que cuenta la historia de cómo seis animales del bosque, ratón, rana, liebre, zorro, jabalí, oso, encuentran un confortable hogar donde protegerse del frío y la nieve. La historia comienza cuando un leñador, acompañado de su perro fiel, pierde una manopla; y termina al percatarse de la desaparición de esa prenda tan necesaria para trabajar en el bosque nevado. Con una estructura repetitiva, que marca el ritmo y propicia la participación, trasmite valores como la amistad, la solidaridad y la importancia de compartir. Las ilustraciones realistas consiguen trasladar al lector al escenario donde transcurre esta entrañable aventura.

 
 
 
 
   LAS BIBLIOTECAS
   LA LECTURA EN LA ESCUELA
   LAS EDITORIALES